10 canciones fáciles para bateristas principiantes (con videos)

Easy drum songs for beginners

Aprender a tocar canciones nuevas es una gran manera de ampliar tus habilidades como baterista y pasarla bien. Cuando eres principiante, querrás elegir canciones que no solo sean fáciles, sino que también suenen bien.

Debes tratar de encontrar un buen equilibrio entre tocar canciones fáciles pero también que te desafíen a aumentar un poco tus habilidades. Tocar canciones que te gusten es una gran manera de mantenerte motivado.

No quieras correr antes de aprender a caminar
Al elegir canciones para principiantes, procura que tengan un tempo relativamente lento y que contengan patrones rítmicos y redobles o fills simples. Domina los fundamentos de la batería primero para que puedas lograr una buena base para los ritmos más avanzados a futuro.

El hecho de que una canción sea fácil de tocar no la convierte en inferior. Muchas veces a la hora de tocar la batería, menos es más. Como baterista, deberás trabajar con otros miembros de la banda para sacar lo mejor de las canciones.

A veces eso significa relajarse un poco. Por lo tanto, no necesitarás una técnica brutal para dar una sólida actuación de buen gusto.

Aquí está nuestra selección de diez grandes canciones para principiantes que no serán muy exigentes para ti como baterista y también te mantendrán muy motivado.

1. The White Stripes – Seven Nation Army

Meg White, la baterista de The White Stripes, es criticada a veces por su simplicidad en la batería. La pista de la batería de la canción Seven Nation Army es extremadamente básica. Sin embargo, un acompañamiento rítmico más intrincado podría haber arruinado el resultado final de la canción.

Considerando que la mayoría de las canciones de The White Stripes incluyen un ritmo de batería básico, no hay mejor recomendación que la canción más famosa de la banda: Seven Nation Army. Su ritmo supersencillo combinado con su famoso riff subyacente la convierte en una canción ideal para los bateristas principiantes.

2. Queen – Another One Bites the Dust

Esta es una canción increíble en muchos sentidos. Es una de las canciones de rock más fantásticas de todos los tiempos y lo mejor de ella es que todo es muy sencillo. No se trata solamente del riff del bajo, que es a la vez muy simple, sino que la batería también es muy fácil de tocar.

Prácticamente, el mismo ritmo se repite a lo largo de toda la canción, con solo un par de cambios muy fáciles en ciertas partes. No puede hacerse más fácil que esto.

3. Metallica – Nothing Else Matters

Metallica es una de las primeras bandas que vienen a la mente cuando alguien menciona el metal. Sin embargo, la batería de metal está caracterizada por ritmos rápidos, agresivos y bastante complejos.

A pesar de eso, muchas de las canciones de Metallica son relativamente fáciles de tocar en la batería, sobre todo cuando la banda empezó a ralentizar su música (canciones de The Black Album, Load, Reload, etc). Lars Ulrich inspiró a una generación de bateristas de metal y, muchos de ellos han superado al maestro en cuanto a técnica y habilidades (especialmente en su trabajo con el doble pedal).

Como principiante, enfócate en tratar de tocar la batería de la versión de estudio de los temas de Metallica. Lars Ulrich a menudo improvisa mucho con sus redobles y arreglos mientras toca en vivo.

Nothing Else Matters es una gran canción para empezar. Como balada, esta canción va a un ritmo bastante constante, pero incluso así es bastante simple. Los redobles rítmicos simples también hacen que esta canción sea genial para los principiantes. Hay un par de estos que son muy fáciles de aprender y lo mejor es que suenan increíble, así que podrás usarlos en muchas otras canciones también.

For Whom the Bell Tolls también es una canción relativamente fácil de tocar en la batería, además de ser una canción bastante épica.

Dicho esto, muchos temas de Metallica están fuera del alcance de los principiantes, sobre todo por el tempo o por el uso del doble pedal (doble bombo). Por ejemplo: Battery, Dyer’s Eve y One.

4. Los Beatles – Let It Be

Podemos definir a Ringo Starr de una u otra forma, pero no hay duda de que tuvo mucha influencia en el mundo de la batería.

Su técnica en la batería nunca fue espectacular, pero hay algunas canciones, como Back to USSR o Rain, en las que se pueden ver muchos conceptos interesantes. Sin embargo, también hay muchas canciones de los Beatles que son muy fáciles para la batería. Let It Be es definitivamente una de ellas. El tempo constante y sus ritmos y cambios sencillos la hacen perfecta para los principiantes.

5. Bon Jovi – Livin’ On A Prayer

La canción más famosa de la banda fue lanzada en 1986 y es una típica canción de glam rock con un toque agradable de pop rock y todos los demás ingredientes típicos de esta era y género musical.

Tiene una línea de batería potente, pero sin muchas complicaciones, lo que la coloca en el grupo de las buenas canciones para tocar.

Tico Torres tocó la batería en esta grabación y le añadió un toque rítmico pop rock a una melodía muy buena. Con todo esto, es un poco más difícil que las canciones anteriores.

El intro y las estrofas fluyen sin problemas y las cosas son bastante sencillas, ya que solo necesitarás el bombo, el hi-hat y el redoblante para tocarla, con un par de redobles aquí y allá.

En el coro y la sección media, puedes encontrar un par de ritmos que pueden sonar complicados, pero incluso esta parte es bastante sencilla, ya que el ritmo base sigue siendo el mismo y solo tendrás que agregar un par golpes al pedal del platillo.

6. AC/DC – Highway to Hell

Esta es una de las canciones más famosas de la banda y como casi todas las canciones de estos roqueros australianos, es muy simple y fácil de tocar, sin importar si eres un guitarrista, un bajista o un baterista.

Phil Rudd, el baterista de AC/DC, nos dejó un patrón rítmico icónico, pero simple, con ritmos fuertes y redobles bien marcados. Su forma de tocar es bastante básica, caracterizada por ritmos que son en su mayoría combinaciones de bombo y redoblante, con redobles simples. Aun así, la canción suena increíble y te mantendrá tocándola durante mucho tiempo.

7. Nirvana – Come As You Are

Nevermind fue el álbum que introdujo el grunge al mercado popular y Come As You Are es desde entonces una de las canciones favoritas de los guitarristas novatos, por su pegajoso riff de guitarra.

Ese famoso riff mantendrá tu interés en la canción durante mucho tiempo, así como el hecho de que la batería es bastante básica. Como en la mayoría de las canciones de Nirvana, Dave Grohl no se complicó en lo absoluto. Además, todo resulta ser bastante simple, incluso para los principiantes.

Básicamente, hay dos secciones principales. Las estrofas se basan principalmente en una combinación típica de bombo, redoblante y platillo. El coro es un poco más complicado, ya que también incluye los toms. Sin embargo, hasta esta transición es muy fácil de entender.

8. U2 – Bullet the Blue Sky

Larry Mullen es un baterista conocido por su energía al tocar. Las canciones de U2 a menudo suenan más complejas de lo que realmente son. Bullet the Blue Sky es un ejemplo perfecto de ello.

Este tema en particular tiene ritmos muy simples. Aunque puede sonar demasiado rápido o complejo para algunos, en realidad es bastante fácil.

Si te gusta U2, entonces esta será una gran canción para empezar a tocar. Según el recuento actual, tienen 14 álbumes de estudio publicados, ¡así que tienes muchas canciones para aprender!

9. Muse – Starlight

Muse tiene muchas canciones complejas para la batería. Si miras los videos de sus conciertos en vivo, verás una impresionante interpretación de Dominic Howard.

Sin embargo, su canción Starlight es relativamente fácil de tocar. Este tema fue lanzado en el álbum Black Holes and Revelations, lo que supuso un cambio de estilo con respecto a sus trabajos anteriores.

Solo tendrás que aprenderte unos cuantos ritmos y redobles para poder tocar esta canción.

10. Coldplay – Yellow

Coldplay es una banda británica muy popular que ha ido evolucionando lentamente su música a través de sus discos. Yellow es perfecta para los bateristas principiantes, ya que se toca a un tempo lento y con un ritmo sencillo.

Este tema en particular no te llevará mucho tiempo para aprender a tocarlo bien.

Conclusión

Las canciones en este artículo son geniales para los principiantes que empiezan su travesía con la batería. Probablemente ya las hayas escuchado muchas veces, lo que significa que estarás familiarizado con ellas. Esto hará que sea más fácil para ti tocarlas en la batería.

Es muy recomendable comenzar a tocar la batería con canciones que coincidan con tus preferencias musicales, así como mezclar un poco con otros estilos.

Así que, combina estas sugerencias con las canciones que más te gusten y tendrás una gran iniciación en el mundo de la batería.

Cuando elijas tus primeras canciones para tocar, asegúrate de que cumplan con lo siguiente:

  • Que no sean muy rápidas: es más fácil tocar las canciones más lentas.
  • Que no sean demasiado complicadas: limítate a las canciones que tengan ritmos sencillos y redobles fáciles.
  • Que solo tengan un pedal de bombo: muchas canciones de metal tienen bombos con doble pedal muy complicados, lo que no es adecuado para los principiantes. Apréndete los fundamentos de un solo pedal de bombo y hi-hat antes de avanzar a patrones más complejos.

Además, si no tienes una batería electrónica, es recomendable que consideres comprar una para poder practicar este tipo de canciones de forma fácil y silenciosa.

Deja un comentario